Animales

Colores de gato

Pin
Send
Share
Send
Send


Los motivos principales que pueden explicar por qué a un gato no le crece el pelo son: la presencia de parásitos, el desarrollo de enfermedades cutáneas, alergias, estrés o la muda del manto. Para determinar la causa exacta, es fundamental prestar atención al resto de síntomas y acudir al veterinario. Y es que si hay algo que nos parece atractivo de los felinos es su hermoso pelaje. Ya sea corto o largo, unicolor, manchado o a rayas, el pelo de los gatos es de tanta belleza que parece increíble que sea acicalado mayormente con su propia saliva.

Algunas veces, recortar el pelo del gato se hace necesario, por las altas temperaturas o para realizar algún tratamiento médico, en otras ocasiones, una enfermedad es la culpable de la caída del pelo. Al superar estos acontecimientos, viene la inminente pregunta "¿por qué a mi gato no le crece el pelo?". En el siguiente artículo te hablamos un poco sobre este proceso. ¡Sigue leyendo!

¿Se le puede cortar el pelo a un gato?

Antes de hablar de cómo debe crecerle el pelo a tu gato, o si es que realmente les crece, primero es necesario saber en qué circunstancias este perderá dicho pelo. Aparte de la habitual muda, que todo aquel con un gato reconoce en las hebras dejadas en los muebles de casa, existen razones por las cuales el gato también perderá parte de su pelaje. Entre ellas, se encuentran las ocasiones en las que se debe recortar el pelo del gato. ¿Cuáles son estas ocasiones? Cuando es necesario realizar un examen médico o colocar una vía para algún tratamiento, entre otras razones de salud. En estos casos, se rasura solo la zona en la que se va a realizar el examen o aplicar el tratamiento.

También es posible que, debido a las altas temperaturas, sea necesario recortar un poco el pelaje para refrescar al felino. Si te ves en la necesidad de hacer esto, recuerda no dejar la piel expuesta, pues es tan sensible a los rayos del sol como la piel humana y podría quemarse. Se rasura solo el torso, conservando el pelaje de las extremidades, la cola y por supuesto la cabeza, el peluquero felino te asesorará en cuanto a la cantidad que se debe cortar.

Otra razón para afeitar ciertas zonas es que al peinarlo te encuentres con un nudo imposible de deshacer, estos nudos, si los descuidas, pueden causar heridas muy dolorosas en la piel, infecciones, etc.

Tanto si es por la temperatura, un tratamiento o un nudo, lo más recomendable es que el recorte del pelaje lo realice un veterinario o, como ya hemos mencionado, un peluquero felino especializado.

Muda de pelaje

Al igual que ocurre con otros mamíferos, los felinos caseros mudan el pelo de acuerdo a las estaciones, para mantenerse más frescos en primavera y verano, y más calentitos cuando llega el invierno. Este tipo de muda es completamente normal, para que tu casa no se llene de pelos sueltos, te recomendamos acostumbrar al gato desde muy joven a ser cepillado.

Dermatofitosis

Aquí es cuando empiezan los problemas. Cuando la caída del pelo no se debe a una muda, existe algún problema. La dermatofitosis, comúnmente conocida comotiña, es un tipo de micosis que afecta la epidermis del gato debido a la infección por hongos.

Cuando el gato sufre de tiña, el picor en el cuerpo es muy intenso, sobre todo en la cara, las orejas y las extremidades. Este prurito desespera al animal y lo lleva a rascarse e incluso morderse con frecuencia, lo cual trae la pérdida del pelaje y heridas en la piel.

¿A los gatos les crece el pelo?

Si tu gato ha sufrido alguno de los problemas arriba mencionados y perdido parte de su pelaje en el proceso, es normal que cuando empieces con el tratamiento adecuado te ataque la ansiedad sobre cuánto tardará recuperarse su manto. Sin embargo, esto varía de un gato a otro, y sobre todo dependiendo del tipo de problema que haya atravesado.

Para que te hagas una idea sobre los tiempos, en una situación normal de muda, que se da sobre todo entre verano y primavera y que es más notoria en felinos que salen al exterior que en aquellos que permanecen dentro de casa, el cambio de pelaje puede demorar entre 2 y 3 semanas. Y cuando hablamos del cambio, nos referimos a la caída total de las hebras a mudar y el inicio del crecimiento de las hebras nuevas, lo cual, obviamente, requiere de más tiempo para que se empareje con el resto del pelaje.

En las situaciones arriba descritas, donde no solo el pelaje sino también la piel se ven afectados, el proceso toma un poco más de tiempo después de que la causa haya desaparecido. Cuando la recuperación médica y psicológica ha sido completada, el pelo debería crecer por completo entre el primer y el tercer mes. Es decir, que efectivamente a los gatos les crece el pelaje. De esta forma, ante la pregunta "¿si rasuro a mi gato le crecerá el pelo?", la respuesta también es sí.

Ahora bien, si pasado este tiempo no ves una mejoría en el manto, entonces debes volver al veterinario. Puede existir un problema de tipo hormonal, o la alopecia sufrida es por otra causa distinta a la diagnosticada.

¿Por qué a mi gato persa no le crece el pelo?

El gato persa es uno de los más populares en todo el mundo por su hermoso y abundante pelaje. Por ello, al adoptar a un cachorro y ver que su manto no crece, no es de extrañar que los tutores se pregunten qué está pasando. Pues bien, las causas más comunes que explican por qué a un gato persa no le crece el pelo son las siguientes:

El gato es mestizo

Si el gato persa es fruto de un cruce con otra raza de pelo corto o medio, puede suceder que el manto presente características de ambos progenitores, mostrando la textura del pelo del persa y la longitud del gato de pelo más corto, por ejemplo.

Para comprobar si tu felino es persa puro o mestizo, consulta nuestra ficha de raza del gato persa. Y si finalmente se trata de un gato mestizo, recuerda adaptar los cuidados del pelo a su tipo de manto, ¡seguro que es igual de hermoso o más!

¿Es un gato persa o exótico de pelo corto?

Cuando son cachorros, es normal confundir ambas razas porque presentan características físicas muy similares. Sin embargo, conforme crecen, el gato persa desarrolla un abundante manto, mientras que el exótico muestra un palaje corto y denso, o longitud media, pero no largo. Así, si tu gato "persa" empieza a alcanzar la edad adulta, está totalmente sano, no es mestizo pero aún así no le crece el pelo, ¿podría ser en realidad un exótico de pelo corto?

¿Se alimenta correctamente?

Una deficiencia nutricional, o alimentación pobre en ácidos grasos omega 3, puede verse reflejada en la calidad del manto, mostrando un pelaje sin brillo, pobre y áspero. De esta forma, si tu gato persa presenta el pelo con estas características, prueba de cambiar su alimentación por un alimento de mayor calidad, o diseñado especialmente para esta raza, y observa si mejora.

Enfermedades cutáneas o parásitos

Tal y como ocurre con el resto de razas y gatos mestizos que pierden su pelo y no les vuelve a crecer, las causas más comunes de esta condición son las mencionadas en los apartados anteriores, relacionadas con problemas de salud. Así, si a tu gato persa no le crece el pelo por zonas, revisa su piel detenidamente y acude al veterinario. Y si la caída es general, ten en cuenta la posibilidad de la muda.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a mi gato no le crece el pelo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado del pelo.

Colores de gato: ¿qué colores de pelaje pueden tener los gatos?

Básicamente, cuando se trata de los colores de los gatos, los gatos son negros a menos que hayan heredado el gen de enmascaramiento naranja ligado al sexo, en cuyo caso, son rojos, explica Miller. Por rojo, nos referimos a lo que comúnmente se llama naranja.

“Los cientos de colores y patrones que se muestran en los abrigos de gatos domésticos se producen debido a factores modificadores que incluyen tanto los genes como las poligenes, que cambian estos dos colores básicos”, dice, dando un ejemplo del gen diluido, que cambia los colores del gato de negro. a azul (comúnmente llamado gris) y rojo a crema.

Poligenes, genes que requieren muchos otros de su tipo para que sus efectos sean observables, luego determinan si el tono del color del pelaje será un azul oscuro, azul o azul claro o un azul pálido, explica ella. Estas poligenes hereditarias se controlan mediante la reproducción selectiva en razas de pedigrí. Si ha estudiado gatos durante mucho tiempo, es probable que sepa que los gatos calicó y carey, los que tienen pelaje negro y rojo, son hembras. Esto se debe a que el gen naranja se transmite en el cromosoma X ligado al sexo. Debido a que los hombres son XY con un solo cromosoma X, solo pueden ser negros o rojos (o las variaciones de cada uno debido a factores modificadores).

Como las hembras son XX, pueden ser negras y rojas. “Así es como obtenemos las llamativas hembras de color carey, que tienen abrigos negros con toques de rojo. Si el factor diluido se hereda, la gata será una crema azul. «Si un gato también hereda el factor de manchado blanco, entonces esta hembra puede ser una mezcla y un bicolor blanco, o un gato tricolor calicó con grandes áreas negras y rojas en una bata blanca», dice Miller.

Patrón de colores en el gato atigrado

En lo que respecta a los colores de los gatos y los patrones de pelaje, aquí hay un hecho alucinante: todos los gatos son atentos. «El hecho de que muestren su patrón de atigrado o no depende de si el gato ha heredado el gen agouti dominante o el gen de color sólido no recesivo recesivo», explica. «Sin embargo, incluso los gatos rojos de color sólido mostrarán un patrón de tabby porque el cromosoma ligado al sexo no se ve afectado por el gen no agutí. «Los gatitos de color sólido a veces mostrarán su patrón subyacente de atigrado cuando son jóvenes antes de que se desplieguen su abrigo de gatito y la capa de adulto. Además, cuando un gato adulto con una capa sólida se encuentra bajo la luz del sol, su patrón de tabby subyacente a menudo puede verse débilmente». El patrón atigrado incluye la marca característica «M» en sus frentes y cuatro tipos básicos:

  • Los atigrados clásicos, también llamados tabbies con manchas, tienen una combinación de rayas, remolinos, manchas y lo que parece un ojo de buey a los lados de sus cuerpos.
  • Los atigrados marcados tienen bandas en cada tallo del cabello con un color más claro en la base, lo que crea un aspecto moteado iridiscente pero sin rayas en el cuerpo. Los abisinios y los somalíes son este tipo de tabbies.
  • Los tabbies de la caballa tienen rayas verticales continuas en ambos lados de sus cuerpos y una línea de columna oscura que se extiende desde los hombros hasta la cola.
  • Los atigrados manchados son solo eso. El tamaño de las manchas y el espacio entre ellas varían. Los ocicats tienen manchas grandes en la huella digital, los maus egipcios tienen manchas de formas y tamaños variadas de alto contraste y de alto contraste, y los bengalíes tienen manchas en la roseta, según Miller, «pero los gatos criados al azar a menudo tienen una caballa rota o rayas clásicas que dan una apariencia manchada . ”
  • También hay un patrón llamado atigrado parcheado. Miller explica que son gatas con cualquiera de los cuatro patrones de tabby, pero que también muestran parches de color rojo adicionales debido a su gen naranja heredado vinculado al sexo.

Colores de gato: Patrón puntiagudo

Aquí hay otro punto interesante sobre los colores de los gatos: el gen de patrón de punto restringido le da a las razas siamesas y afines su patrón puntiagudo, o un cuerpo de color claro con colores más oscuros en las extremidades. El gen debe transportarse tanto en el macho como en la hembra para que cualquiera de los gatitos sea señalado.

«El gen es sensible a la temperatura, lo que hace que el color se limite a las extremidades más frías del cuerpo: la cara, las orejas, las piernas, la cola y los testículos», explica Miller. “Es parte de la serie de los albinos y modifica el tono del color para que aparezca negro con un sello marrón oscuro en un cuerpo de color beige claro. La mutación genética, el color chocolate, y su versión diluida, lila, también se observaron en los primeros gatos siameses ”. Los gatos tonkineses, que son una mezcla de siameses y birmanos, tienen un contraste de puntos más sutil llamado coloración de visón.

Los gatos siameses fueron nombrados después del antiguo reino de Siam, donde se originaron. «Estos gatos fueron una sensación cuando se importaron por primera vez a Inglaterra a mediados del siglo XIX», dice Miller. “Cuando los siameses llegaron por primera vez a Estados Unidos a principios de la década de 1900, rápidamente se hicieron populares como mascotas, lo que llevó a la propagación del patrón recesivo de puntos restringidos en todo el país. «Todavía está oculto en el genotipo de muchos gatos criados al azar y superficies en camadas cuando tanto el padre como la madre son portadores del gen».

Color de gato sombreado

¿Otra cosa a tener en cuenta cuando hablamos de colores de gato? Sombreado, que se caracteriza por el color en las puntas del cabello con una capa base de color blanco puro. Tres tipos de gatos con sombra incluyen: chinchilla, sombra y humo, cada uno se distingue por la extensión del sombreado en los pelos individuales.

En las chinchillas, solo se colorea la punta del cabello del guardián o la capa exterior. Con el patrón sombreado, un cuarto del cabello de guardia más alejado del cuerpo del gato exhibe el color. En el patrón de humo, la mitad del cabello de guardia más alejado del cuerpo del gato muestra el color. Cuando un gato con dibujos de humo está quieto, el patrón del pelaje puede parecer sólido, pero cuando el gato se está moviendo o lo acaricias, puedes ver la capa inferior blanca.

Patrón de bicolor y tricolor

Con los colores de los gatos, a la gente le encanta hablar de gatos bicolores, que son blancos y de cualquier otro color. El gato puede tener una pequeña mancha, incluso un solo parche de blanco, o puede ser mayormente blanco con un poco del otro color. El área de color en gatos bicolores también puede presentar cualquiera de los patrones de atigrado.

«Los patrones bicolor y tricolor son creados por el gen de manchado blanco incompleto dominante», dice Miller. «Polygenes ayuda a determinar la cantidad de blanco en la capa del gato. Los gatos bicolores negros con solo una pequeña cantidad de blanco, como un «babero», patas blancas y quizás un «resplandor» facial blanco son los gatos «esmoquin». El otro extremo es un cuerpo casi enteramente blanco con color solo en la cola y quizás una o dos manchas en la cabeza o el cuerpo. Esto se conoce como el patrón «Van» que se refiere a los gatos encontrados en el área del lago Van en Turquía hace siglos».

Los cálicos son hembras blancas con grandes áreas sólidas de manchas negras y rojas, así como otros colores como azules y cremas. Pueden tener un poco de blanco, mucho blanco o cualquier otra cosa.

Colores y personalidades del gato

Se realizaron unas encuestas donde se pidió a los encuestados que eligieran la categoría de color que mejor representara a su gato y que respondieran preguntas sobre los colores del gato y el comportamiento de sus gatos. Los resultados parecían confirmar la reputación de que los calicos son combativos e impredecibles.

En otra encuesta, investigadores de la Universidad de California, Berkeley y de la Universidad Estatal de California, East Bay, pidieron a 189 dueños de gatos que asignen los términos: activo, distante, audaz, tranquilo, amigable, intolerante, tímido, obstinado, tolerante y entrenable. a cinco colores diferentes de gato: rojo, tricolor, blanco, negro y bicolor. Los resultados mostraron que los encuestados eran más propensos a atribuir simpatía a los gatos de color naranja, la intolerancia a los gatos de tres colores y la actitud distante a los gatos blancos.

Tenga en cuenta que estas fueron encuestas de percepciones humanas, no estudios científicos que controlaron otros posibles influyentes de la personalidad, como el sexo y la longitud del pelaje. Los calicos y las tortas son femeninos, lo que podría jugar un papel más importante en la personalidad que el color del pelaje. En general, se cree que los gatos de pelo largo son dóciles, mientras que los gatos de pelo corto pretenden ser enérgicos.

Tengo dos gatos domésticos de pelo largo de color rojo atigrado que provienen de la misma camada. Algunos de mis amigos no pueden diferenciarlos, y un gato podría trabajar como doble para el otro. Pero cuando se trata de personalidades, los dos no podrían ser más opuestos. Uno saluda a todos los que vienen a nuestra casa, el otro tiene suficiente amor solo para mi y mi esposo.

Se necesitan más estudios antes de poder concluir que los colores de los gatos influyen en la personalidad.

Patrones de los colores de ojos

Otro punto interesante a considerar cuando se trata de colores de gato son los colores de ojos en gatos. Todos los gatitos nacen con ojos azules. A las aproximadamente 6 a 8 semanas de edad, «su color de ojos final potencial comienza a hacerse evidente», dice Miller. «El brillo completo no se logra hasta que un gato alcanza la madurez». La madurez total puede demorar entre uno y dos años, según la raza de gato. «Sólo hay tres colores de ojos básicos», dice Miller. “Sin embargo, el color de los ojos de los gatos domésticos es sorprendente y muy variado. Curiosamente, el brillante color cobrizo de un persa, los profundos ojos dorados de un abisinio o Bombay y los ojos verde esmeralda de un azul ruso se derivan del mismo gen. Es a través de años de reproducción selectiva que este espectro de color de ojos extremo se ha perfeccionado en las razas. Los gatos criados al azar usualmente tienen un color de ojos de color verde verdoso o avellano sin embargo, una colonia de gatos que deambulan libremente como resultado de la reproducción de líneas naturales a menudo desarrollará color de ojos dorado o amarillo limón ”.

Algunos colores de ojos de gato están vinculados a colores o patrones de pelaje. Por ejemplo, los gatos blancos pueden tener ojos azules, amarillos, dorados o extraños. «Cualquier gato que haya heredado el factor de manchado de pata puede tener un color de ojo extraño: un ojo azul y un ojo dorado, amarillo o verdoso», dice Miller. Los gatos con el patrón de color de punto restringido, como los siameses, tienen ojos azules debido a un gen que está vinculado al albinismo. Tonkinese a menudo tienen ojos aqua. «Tonkinese mostrando los colores más profundos del birmano (sable, azul, champagne o platino) tendrá un color dorado o verde», dice Miller.

¿Por qué los ojos de los gatos tienen tantos colores?

Pero, ¿qué hace que los ojos de un gato sean del color que son? ¿Tiene que ver con la raza? ¿Qué pasa con el color de la piel del gato? ¿Y por qué los ojos de los gatitos cambian de color a medida que envejecen?

Lo más importante, ¿hay algún problema de salud relacionado con ciertos colores de ojos en nuestros gatos?

Estas son solo algunas de las preguntas que vamos a responder hoy en ParaGatitos. Sigue leyendo para aprender más sobre el maravilloso mundo de los colores de ojos de gato, y por qué deberíamos tomar nota.

Melanocitos en los ojos de gato

La cantidad de melanocitos en los ojos de su gato es lo que determina su color de ojos. Los melanocitos producen melanina, que también afecta al color del pelaje de su gato.

Entonces, mientras más melanina, más oscuros serán los ojos y la piel de tu gato. Sin embargo, la melanina afecta los ojos y la piel de manera diferente.

No existe una correlación entre el color de piel de un gato y el color de sus ojos, lo que significa que solo porque tienes un gato de pelaje más oscuro no significa que sus ojos también serán más oscuros.

Gatos con ojos azules

Como se mencionó anteriormente, la cantidad de melanina en los ojos de su gato es lo que va a llevar a su color de ojos. ¿Pero sabías que es posible no tener melanina en el iris? Así es, un gato con ojos azules es simplemente un gato sin melanina en sus iris.

En realidad, los ojos de un gato de ojos azules son claros, pero la luz que se refleja alrededor de los bordes redondeados de sus iris libres de pigmentos es lo que causa el color azul que vemos.

Esto significa que un gato blanco con ojos azules no tiene melanina en su pelo o en su iris. Sin embargo, un gato gris con ojos azules tiene un poco de melanina en su pelaje, pero aún no tiene melanina en los ojos.

¿Sabías que todos los balineses tienen los ojos azules?

El color de la piel generalmente no tiene nada que ver con el color de los ojos, pero la única excepción a la regla es con los gatos blancos. Se ha llegado a la conclusión de que los gatos blancos son más propensos a tener ojos azules.

Y aunque no vas a encontrar un gato con ojos rojos, tienes que saber que a un felino de ojos azules le brillarán en rojo cuando haya luz en ellos. Por otro lado, es más probable que los gatos con ojos anaranjados, dorados o amarillos brillen de color verde a la luz.

Gatos con ojos de color cobre

Puede que te sorprenda saber que aunque los colores de los ojos de gato varían increíblemente, no vas a encontrar un gato con ojos marrones o negros.

Si bien puedes pensar que has visto un gato con ojos marrones, lo que probablemente mirarás es un gato con ojos color cobre oscuro o incluso ojos color naranja intenso.

Esto significa que, a pesar de la cantidad de melanina en el iris de su gato, el color de ojos de su gato más oscuro será el cobre.

Gatos con ojos verdes

La mayoría de los amantes de los gatos podemos estar de acuerdo en que un gato con ojos verdes es impresionante. Los ojos verdes son similares al azul en la forma en que contienen muy poca melanina.

Dado que diferentes genes controlan la cantidad de melanina en el pelaje de un gato frente a los ojos de un felino. Puedes encontrar un gato blanco con ojos verdes, un gato gris con ojos verdes o un gato marrón o negro con ojos verdes.

Los colores de ojo de gato varían, y los ojos verdes son solo una de las bellas combinaciones de color de ojos en nuestros amigos felinos.

Gatos con ojos amarillos o naranjas

Como se mencionó anteriormente, los colores de ojo de gato dependen de la cantidad de melanina en sus iris. Sin embargo, el nivel de actividad en los melanocitos determinará la intensidad del color.

Esto significa que un gato con ojos amarillos puede tener una mirada más brillante que otro gato con ojos amarillos, y un felino con ojos anaranjados puede ser un gato con una actividad melanocítica más fuerte.

Y como hemos mencionado ya que no existe una correlación entre el color de la piel y el color de los ojos en los gatos, un gato negro con ojos amarillos es totalmente posible.

De hecho, los ojos de gato amarillos y los ojos de gato de color ámbar son increíblemente comunes, y los gatos negros famosos han sido representados a lo largo de la historia con esta impresionante y radiante mirada.

Existe una correlación en la cantidad de actividad de los melanocitos y la intensidad del color de los ojos en los gatos de raza pura. Estos gatos han sido criados específicamente para ciertas características físicas.

Muchas veces estas características físicas incluyen el color de los ojos, y por esta razón, puede encontrar un gato de pura raza con un color de ojos más intenso que el que encontraría en un gato mestizo.

Gatos con dos colores de ojos - Heterocromía felina

Un gato de ojos extraños, como se los suele mencionar, son gatos que tienen dos niveles diferentes de actividad de melanina en sus iris.

Un gato con heterocromía generalmente tendrá un ojo azul, es decir, un ojo sin melanina y otro ojo que sea verde, amarillo, naranja o cobre.

Conocida como heterocromia completa, esta condición se encuentra con mayor frecuencia en los gatos blancos, sin embargo, puede afectar a todo tipo de gatos, independientemente del color de la piel o la raza, siempre y cuando tengan un gen conocido como el gen de manchado blanco.

El gen de manchado blanco es un gen que afecta la cantidad de melanina en los gatos. Este gen también puede afectar al color del pelaje del gato e incluso causar albinismo, que es cuando no hay absolutamente ningún pigmento en el pelaje ni en los ojos.

¿Cómo diferenciar un gato Albino de un gato blanco con ojos azules?

Si el color de los ojos y el pelaje están controlados por la melanina, y la ausencia total de melanina se correlaciona con el albinismo, es posible que se pregunte si un gato blanco con ojos azules es un gato albino.

No siempre es fácil distinguir la diferencia entre un gato albino y un gato blanco con ojos azules.

Sin embargo, los ojos de un verdadero gato albino van a ser de un azul muy pálido y, a veces, incluso pueden tener un matiz rosado. Debido a la falta de melanina y, por lo tanto, a la pigmentación en el iris de un gato albino, éstos son muy sensible a la luz.

Si bien no tienen otros problemas de salud conocidos, si usted es dueño de un gato albino, tenga en cuenta que la luz solar podría dañar sus ojos muy sensibles.

¿De qué color pueden tener los ojos los gatos negros?

Si bien sabemos que diferentes genes controlan el color de la piel frente al color de los ojos en los gatos, los felinos negros suelen tener ojos más oscuros.

Un gato negro con ojos anaranjados es muy común. Mientras que un gato principalmente negro también puede tener ojos amarillos o de cobre.

El color de ojos de gato en la mayoría de los gatos negros será amarillo o naranja, aunque no es imposible encontrar un gato negro con ojos azules.

El pelaje de este gato cambió de color

“Me dolió verlas sufrir, así que me llevé a ambas”.

Las gatitas eran increíblemente hermosas con pelaje blanco y negro y tenían maravillosas personalidades. Por eso, Nicole decidió nombrarlas ‘Elli’ y ‘Rosie’. Con mucho amor y cuidado, las hermanas fueron amamantadas y rápidamente se convirtieron en dos gatitas fuertes y saludables.

Instagram/elli.vitiligo

Un día, la mujer notó algo extraño en el pelaje de Elli. Allí, donde una vez su pelaje era negro fuerte, habían aparecido pocas manchas de pelo blanco.

Instagram/elli.vitiligo

Desde entonces, su apariencia comenzó a cambiar a medida que más parches continuaban formándose en todo su pelaje. Insegura y asustada por la condición de Elli, Nicole la llevó al veterinario para averiguar qué podría estar causando estas marcas.

“Tenía un pelaje de esmoquin como su hermana. Nada inusual. El cambio comenzó alrededor de un año después del nacimiento. Era solo una pequeña mancha blanca en la espalda. No sabía por qué, así que la llevé al veterinario”.

Elli fue diagnosticada con vitiligo, una afección rara que causa una pérdida de pigmentación, lo que lleva a manchas blancas de la piel y el cabello. Aunque a veces está relacionado con otros problemas médicos, Elli estaba completamente saludable.

Instagram/elli.vitiligo

El vitiligo ocurre cuando los parches de la piel / pelaje pierden su pigmento. Esta rara condición afecta al 0,5-2% de la población general en humanos y es aún más infrecuente en los animales, ya que todos los animales, desde el gato hasta el caballo, pueden desarrollar esta condición.

Instagram/elli.vitiligo

Pero lo que comenzó como unas pocas manchas blancas en el cuerpo de Elli pronto se convirtió en algo singularmente hermoso.

Durante los siguientes meses, las manchas blancas continuaron formándose en todo su pelaje de esmoquin. Nicole observó cómo las partes negras del pelaje de Elli comenzaban a transformarse lentamente en blancas.

Instagram/elli.vitiligo

“Me sorprendió. Todavía estoy sorprendida”.

Un año después de que Nicole descubriera el primer parche blanco, Elli había ganado muchas más manchas como copos de nieve por todo su pelaje.

Instagram/elli.vitiligo

La condición no causó ningún daño físico a Elli, pero solo le dio más características únicas y añadió más adorablidad.

“Su personalidad es la misma de siempre. No le importa a ella. Es tan linda y encantadora y tan juguetona como el primer día”.

La hermana de Elli, cuyo pelaje no ha cambiado en absoluto, todavía la trata exactamente igual que siempre.

Lo que más importa, por supuesto, es que Elli está sana y feliz.

Instagram/elli.vitiligo

Nicole dijo que el pelaje de Elli continúa blanqueando, pero sospecha que algunas marcas negras, como las de su rostro, permanecerán.

“Su cambio sigue ocurriendo todos los días, y la quiero más y más”.

Por la genética

Una de las razones más comunes del cambio de coloración es la genética del minino. Por ejemplo, existen muchas razas de gatos en las que el color de pequeño es distinto al color de adulto.

Hay razas que genéticamente están programadas de tal manera que el color cambie según la temperatura ambiente, como es el caso del gato siamés.

Cambio de color en gatos siameses

La raza siamesa tiene un gen que produce melanina (otorga el color al pelo) en función de la temperatura corporal.

Para entendernos, el gen deja de pintar color cuando se supera la temperatura media de los gatos (38-39.2 C). Esta ausencia de color (es decir, gato blanco) hace que ocurran varias curiosidades:

    Los gatos siameses que son somet >Por la edad

Otro factor común es que los cambios se vayan dando con la edad, concretamente suelen ser en dos períodos:

  • Cuando el gato deja de ser bebé. Muchos mininos experimentan cambios en el pelaje hasta los 5-6 meses.
  • Cuando el gato es muy mayor. Entre algunas de las cosas que pueden suceder, una que no implica problemas de salud es la aparición de canas.

Por el ambiente

Hay muchos factores externos que pueden influir en el pelaje del gato y sus cambios de color. Por ejemplo, los gatos que son bañados frecuentemente o que tienen acceso a las piscinas (aunque no se metan, pero sí se tumban donde hay agua clorada) pueden llegar a experimentar cambios producidos por productos con los que están en continuo contacto. La temperatura y el sol son otros factores ambientales que modifican el color del pelo del minino.

Por el sol

El sol también influye. Un gato que toma bastante sol puede acabar con un tono de pelo más claro al original. En gatos negros eso suele derivar en tener un pelo más rojizo o marrón. El sol afecta a la estructura del pelo (como le ocurre a las personas), y una alta exposición solar también puede causar sequedad en el pelo y que se vuelva más débil.

Por la alimentación

Como en todo, y como le ocurre a la mayoría de seres vivos, la alimentación del gato es fundamental. Si el gato no consume los nutrientes que necesita, tendrá más probabilidades de desarrollar anomalías, enfermedades, etc.

El cambio de color de pelo puede ser indicador de la falta de algún nutriente o elemento vital. El veterinario será el que determine el diagnóstico.

El doctor Serge Martinod apunta en este artículo que “la dieta deficiente en el aminoácido tirosina y/o fenilalanina hace que el color del cabello cambie de negro a rojizo, a causa de una reducción del pigmento melanina”.

Por problemas de salud

El cambio del color del pelo puede significar que hay un tema de salud que está fallando, en esos casos el cambio suele ser más brusco.

Como siempre, el profesional veterinario es el único que puede determinar la causa y el procedimiento a seguir.

Algunos de los más comunes son:

Por vitíligo y alopecia

El vitíligo es un cambio de pigmentación en el pelo y en la piel del gato. Como tal, no debe ser siempre un problema de salud, pero muchas veces está relacionado con lupus y uveítis. Con lo que conviene tenerlo en cuenta, especialmente cuando se produce de golpe.

La alopecia areata, localizada en zonas concretas del cuerpo, también pueden conllevar cambios de color del pelaje en esas zonas afectadas.

Video: Qué dice el color del pelaje de tu mascota acerca de su personalidad? (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send