Animales

Mi gato está triste, ¿qué puedo hacer?

Pin
Send
Share
Send
Send


Los gatos, al igual que las personas, pueden sufrir depresión. Se trata de un problema grave y los síntomas no siempre son sencillos de identificar. Por ello, esta semana queremos hablaros de cuáles son sus síntomas, las causas y cómo podemos solucionar si nuestro gato está deprimido.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de un gato deprimido pueden ser diferentes dependiendo de cada caso. Algunos de los más habituales son:

– Parece triste o abatido.

– No te saluda cuando llegas.

– No tiene hambre o como menos.

– Manifiesta cambios de personalidad.

– Está más agresivo.

– No tiene ganas de jugar y permanece escondido durante horas.

– Falta de aseo personal o incluso de su caja.

– Duerme más horas.

¿Cuáles son las causas?

Al igual que los síntomas, las causas pueden ser varias y diversas, entre las más comunes destaca:

– Algún cambio en la vida y rutina del animal. Por ejemplo: la muerte de algún familiar o mascota, alguna mascota nueva en casa, la llegada de un nuevo miembro a la familia, una mudanza…

– Tener una vida aburrida y sin estímulos. A veces, nos olvidamos del animal porque parece independiente, pero los gatos necesitan que juguemos con ellos.

¿Cómo lo solucionamos?

1. Lo más importante es acudir a tu veterinario en Madrid de confianza y explicarle los cambios de comportamiento que sufre nuestra mascota, así podrá descartar descartar algún problema de salud y podrá recetar antidepresivos o darnos la solución para nuestro caso concreto.

2. En casa debemos prestarle atención y no olvidarnos de nuestra mascota. Interactúa y juega con él e intenta conseguir un ambiente estimulante.

3. Pon en el hogar árboles para gatos, rascadores, accesos a las ventanas para mirar para afuera y cómprale muchos juguetes.

Siguiendo estos sencillos pasos conseguiremos modificar su conducta y que vuelva a ser un animal feliz.

Causas por las que mi gato está triste

Las causas de la depresión felina pueden ser muy variadas. Las más habituales son:

  • Cambio de residencia o familia: la llegada a un nuevo hogar, ya sea desde el refugio a tu casa, o bien una mudanza, requieren un período de adaptación para todos, ¡incluidas las mascotas!
  • Soledad: ¿pasas demasiado tiempo fuera de casa? Esto podría estar pasando factura al ánimo de tu gato. ¡Procura pasar más tiempo con él y hacerle caso!
  • Malas relaciones: si tu gato le ha cogido algo de manía a alguien que viva con él, este sentimiento de enemistad causa tensión, malestar e irritabilidad, haciendo que el gato cada vez se aísle más y se ponga triste.
  • Llegada de nuevos miembros: si has adoptado hace poco a otra nueva mascota o ha llegado a casa un bebé, ten por seguro que tu gato está un poco celoso y preocupado por su territorio.
  • Enfermedad: estar malito siempre mina mucho el estado de ánimo, ¡también en los gatos!
  • Shock o trauma: si tu gato ha pasado por una situación traumática, como la muerte de un ser querido o maltratos, es normal que se encuentre deprimido. Lo mejor en estos casos es acudir a un profesional.
  • Estrés o ansiedad: si tu gato lleva una vida un poco estresante o su entorno no es el más apropiado, acabará un poco deprimido.

Mi gato está triste, ¿qué puedo hacer?

La depresión es algo más que estar triste, es un problema de salud mental que necesita solución, ¡no le restes importancia! Para superarla, tu gato necesita sentirse querido:

  • Habla con él, haz que socialice y se sienta parte de la familia. Sentirse aislado y solo es lo peor para la depresión. Evita las riñas y castigos.
  • Muéstrale cariño, hazle caricias, masajes, dale premios… Hazle sentirse querido.
  • Juega con tu gato todos los días, el rato contigo olvidará todo lo malo que le ocurre. Además así conseguirás que se mantenga activo y receptivo durante al menos un rato.
  • Busca juegos de inteligencia, juguetes o cualquier otro método de distracción para cuando tu gato tenga que quedarse solo en casa. Dejar que se aburra es lo peor.
  • Deja que tu gato salga al exterior, el contacto con el sol, la naturaleza y el aire fresco ayuda mucho a despejar la mente.
  • Si tu gato está triste porque otra de vuestras mascotas ha fallecido, es porque siente que ha perdido un amigo. ¡Los animales sienten duelo igual que nosotros! Plantéate adoptar una nueva mascota, le puede ayudar muchísimo.
  • Plantéate darle a tu gato hierba gatera, les hace sentirse muy bien.

En la mayoría de los casos, estas medidas suelen ser suficientes para que un gato supere su depresión. Sin embargo, puede haber casos graves de gatos que necesiten medicación, aunque esto se suele dejar como último recurso.

Si tu gato está deprimido, ¡acude a tu veterinario! Incluso puedes plantearte la posibilidad de pedir ayuda a un psicólogo de mascotas. Todo sea por conseguir que tu gato se sienta mejor pronto.

​POSIBLES CAUSAS DE UN GATO DEPRIMIDO

​Los felinos son muy susceptibles a los cambios en el entorno, y ésta es una de las principales causas que puede generar que su carácter se vea repercutido. Un traslado, un cambio de familia, o pasar demasiado tiempo solo, puede provocarle a tu gato desorientación y tristeza.

Los gatos, al contrario de lo que se opina, son animales sociales y afectivos, que necesitan estar en contacto contigo, y poder desarrollar sus rutinas habituales. A veces la llegada de un bebé, la presencia de una nueva mascota en tu hogar, o la pérdida de un ser querido, son motivos suficientes para que tu gato se pueda sentir desplazado, y adopte comportamientos que así lo manifiesten.

Existen dos factores más que pueden explicar estas actitudes. El primer factor está asociado al hecho de que tu gato haya vivido algún episodio traumático que pueda haber alterado su bienestar, generándole estrés o ansiedad. El segundo puede deberse a la presencia de una enfermedad que aún no se ha manifestado mediante otros síntomas. En cualquiera de los dos casos, es importante que acudas al veterinario para que determine las causas, y te ofrezca las soluciones más convenientes.

En el supuesto de que el veterinario descarte una patología, y se incline por motivos de carácter psicológico, te recomendamos que sigas las siguientes pautas para intentar paliar la situación de tu gato triste:

- Los gatos, al igual que los perros u otros animales de compañía, necesitan afecto, dedicación y cariño. Las caricias y los juegos ayudan a fomentar vuestra interacción y a generar un vínculo saludable y feliz.

- Si por determinadas circunstancias no puedes dedicarle todo el tiempo que te gustaría, proporciónale distracciones que fomenten su curiosidad. A veces, una simple caja de cartón o un juguete específico para felinos, puede suponer un reto suficientemente atractivo para que tu gato pase horas entretenido.

- Estimúlalo mediante actividades que le gusten, como poder retozar en algún lugar soleado, dormitar en su rincón preferido, e incluso cepillarlo suavemente para que se sienta más limpio y confortable.

- Sobre todo, evita gritarle o increparlo. Tu tono de voz y la forma de acercarte a él deben ser cordiales y afectuosos para que tu gato perciba que estás cerca de él y quieres ayudarlo.

Si pese a estos consejos tu gato no evoluciona favorablemente, deberás acudir a un veterinario especialista en comportamiento animal (etólogo) para que pueda estudiar sus comportamientos y tratarlos debidamente. Su experiencia, unida a la información que tú le facilites, te ayudarán a que tu mascota puede recuperar su comportamiento habitual.

Síntomas de que tu gato está triste

Los gatos, a pesar de que tienen la fama de que no son sociable, se comunican con nosotros aunque no sea tan expresivo como pueda ser un perro. Por ello, si observamos el comportamiento de nuestro gato podemos saber si está triste o no. A continuación numeramos qué síntomas puede presentar tu gato cuando está triste:

1. Duerme bastantes más horas de lo habitual.

2. No come tanto como de costumbre.

3. Tiene una actitud más agresiva con las personas que le rodean.

4. Tiene falta de higiene. Cuando esto ocurre, los gatos suelen tener el pelo más opaco, enredado y sin brillo.

5. No se comunica tanto contigo y se esconde más a menudo, pudiendo pasar horas y horas escondido.

6. Dejan de utilizar la caja de arena y se hace pis fuera de ella.

7. No tiene ganas de jugar.

Causas de la tristeza de tu gato

Una vez conocemos qué síntomas podemos observar en nuestro gato para determinar si está triste, también explicaremos cuales son las causas por la que los gatos llegan a la tristeza. A continuación te detallamos las más comunes:

1. Tu gato ha sido víctima de abandono y/o de maltrato.

2. Ha sufrido un cambio de residencia o de familia.

3. Tu gato pasa demasiadas horas solo.

4. La llegada de un bebé a casa puede causar celos y, por ende, tristeza en tu felino.

¿Por qué puede estar triste un gato? - Causas de la depresión en felinos

Existen muchas causas que pueden provocar tristeza o depresión en nuestra mascota, pero para detectar la causa exacta debemos repasar algún factor significativo que haya podido desencadenar este problema emocional. A continuación te explicamos las causas más habituales de la depresión en gatos:

  • Cambio de residencia o de familia: Algunas personas aseguran que los gatos son animales independientes y solitarios, pero ciertamente esto no es así. Los gatos son animales sociables y se sienten muy afectados cuando sucede un cambio de vivienda o se aleja de sus seres queridos.
  • La soledad: Aunque su carácter no sea equiparable al de los perros, los gatos sufren cuando pasan largos períodos de tiempo en soledad. En estos casos es ideal ofrecer juguetes de inteligencia e incluso pensar en adoptar un compañero. El afecto y las muestras de cariño son importantes para el gato.
  • Mala relación con otro miembro del hogar: Una enemistad prolongada o reciente puede provocar que nuestro gato se muestre desconfiado, aislado y sin ganas de pasar el tiempo con nosotros.
  • La llegada del bebé: La llegada del bebé es motivo de felicidad, pero no siempre lo es para todos. Si has descuidado las atenciones hacia tu gato o no le has preparado adecuadamente para su llegada puede ocurrir que tu gato se sienta triste y desplazado.
  • Adopción de un perro o gato: La "competencia" por la comida, el mejor lugar del sofá o tus caricias pueden provocar tristeza y depresión graves en tu gato. Ante la llegada de un nuevo miembro es muy importante seguir prestando atención a nuestro felino
  • Enfermedad: Como comentábamos al inicio de este artículo, una enfermedad puede cambiar radicalmente el carácter de nuestro gato haciendo que se encuentre apático, sin ganas de comer y triste. Acudir al veterinario es imprescindible siempre que detectemos cualquier anomalía.
  • Estrés y ansiedad: Las riñas, los castigos, los malos tratos e incluso la falta de alguna de las libertades del bienestar animal pueden repercutir en altos niveles de estrés y ansiedad. Es muy importante ofrecer a nuestra mascota los mejores cuidados para que se sienta feliz de estar a nuestro lado.
  • Shock traumático: Una agresión o una experiencia terrible pueden llevar a nuestro gato a padecer depresión y tristeza. En estos casos lo ideal es acudir al especialista para que nos ofrezca pautas personalizadas para el caso en concreto.

Cada uno de estos motivos puede afectar o no a la mascota y es que solamente si la conocemos bien podremos determinar qué factores han alterado la seguridad y tranquilidad del gato. Estas causas si recaen de forma grave en la psicología de nuestra mascota pueden ser la causa de la desgana, la apatía e incluso niveles altos de estrés, dependerá del caso.

Tratamiento de la depresión en gatos

La depresión afecta directamente a la salud mental sea el animal que sea. Cualquiera: un gato, perro o humano sólo necesita apoyo y cariño para superar sus dolencias y olvidar todo rastro de dicha depresión. No creas que un gato es antisocial, ¡todo lo contrario!, es un animal tremendamente afectuoso que necesita sentir que pertenece a un núcleo familiar. En ExpertoAnimal te damos algunos consejos para resolver la depresión de forma gradual:

  • Háblale. Aunque no te entienda un tono dulce y cariñoso hará despertar en él sentimientos de afectividad. Evita regañarle y castigarle y proporciónale los mejores cuidados.
  • Es importante que pases tiempo con tu gato cerca: el contacto piel con piel estimula su sensibilidad y fomenta una mejor relación entre vosotros.
  • Para que el contacto entre vosotros sea gratificante para el gato hazle caricias y masajes relajantes y suaves, aunque te parezca gracioso o absurdo es una buena terapia para mejorar su calidad de vida.
  • Dedica al menos 30 minutos al día a jugar con tu gato. Hazte con un plumero, una rata robot e incluso una pelota con cascabel. Cualquier opción es buena siempre que participéis los dos en el juego. No le quites el jugete si lo tiene en la boca, cógelo cuando deje de prestarle atención para mantenerlo activo. Descubre algunas propuestas acerca de juguetes para gatos.
  • Busca una distracción adecuada para aquellos momentos en los que el gato se encuentre solo. Encontrarás en el mercado juegos de inteligencia sorprendentes que van a hacer que tu gato dedique horas enteras a encontrar una solución, el más popular es sin duda el kong para gatos.
  • Hazle sentir útil. Si tu gato caza una cucaracha o trae a tu regazo una paloma muerta ¡felicítalo! Sabemos que no es nada agradable (es más, seguro que te dan ganas de vomitar solo de verlo) pero pese a todo deberás aceptarlo como lo que es: un regalo. Descubre en ExpertoAnimal más cosas acerca de por qué los gatos traen animales muertos.
  • Aumenta el contacto de tu gato con el sol y la naturaleza. Aunque parezca que el sol solo esta allí, recibir sus rayos es muy beneficioso para el ánimo y la regeneración.
  • Si tu gato ha perdido a alguien, ya sea un miembro de la família u otra mascota puedes intentar paliar el dolor si éste es sociable. Adopta a una nueva mascota para que se hagan compañía mutuamente y tenga un mejor amigo a su lado.
  • Estimulale con hierba gatera o catnip aunque deberás tomar precaución cuando lo hagas. Algunos gatos se vuelven tremendamente excitables.

Estas son solamente algunas de las causas que pueden provocar la depresión en el gato pero existen muchas más. Prestar atención a nuestra mascota y ofrecerle los mejores cuidados son las herramientas más eficaces para superar este problema.

Casos graves de depresión en gatos

Si has seguido los consejos anteriormente comentados durante al menos una semana y no observas una mejora importante en el comportamiento de tu gato debes sopesar acudir a un especialista.

El veterinario puede recomendarte el uso de medicamentos ya que en el mercado encontramos variantes de antidepresivos dedicados exclusivamente a animales. No obstante, este tipo de fármacos pueden traer consecuencias graves, creando animales adictos o que requieran de un tratamiento de por vida. Las terapias alternativas como la homeopatía también pueden ayudar.

A tu elección queda elegir qué tipo de tratamiento va a recibir tu mascota aunque eso sí, sigue estrictamente los consejos del profesional para evitar que el problema se alargue en el tiempo. No olvides que cuanto más arraigada tenga la conducta el gato, más difícil será tratarla.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato está deprimido - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas mentales.

¿Tienes un gato triste?

«Oh, creo que mi gato no tiene hambre y se esconde bajo la cama, bueno, no pasa nada, ya se le pasará, los gatos no tienen problemas de tipo emocional». – ¿Seguro??

Igual que nosotros los humanos nos sentimos tristes, de bajón o sin ánimo algunos días, los gatos también pueden estar deprimidos. Los gatos, los perros y muchos otros animales tienen emociones, como los humanos. Así que por si lo dudabas, por supuesto que puede pasar que un gato pase por una mala época y esté triste!.

Desde los años 90 los estudiosos del comportamiento felino ya reconocieron que los gatos podían estar tristes o deprimidos. Pero está claro que muchísimos dueños de gatos en todo el mundo ya sabían esto desde hace siglos. Un gato feliz se percibe. Los gatos en los que todo va bien están activos, contentos, ronronean, juguetean y buscan el contacto con sus amigos, o sea su dueño u otros gatos. Pero a veces las cosas no van bien, y puede haber muchos motivos para que un gato se sienta decaido y falto de alegría. ¿Sabrías reconocer un gato triste?

7 signos de que un gato está triste

«Tristeza» es una palabra genérica, pero la tristeza en un gato (y en una persona) puede ser de varios tipos y responder a distintas causas. ¿Como saber si tu gato está triste de verdad? Como no podemos hablar directamente con nuestro gato, lo más fácil es observar su comportamiento y sobre todo estar atento a si ha habido cambios en sus hábitos. Si observas uno o varios de estos signos y sobre todo si crees que antes tu gato no actuaba así, puede ser que tu gato esté triste o pasando por un momento bajo:

  • 1. Tu gato no quiere comer o tiene menos apetito que antes
  • 2. Tu gato se esconde mucho bajo la cama o el sofá
  • 3. Un gato triste puede dejar de asearse
  • 4.Un gato triste a veces deja de usar el arenero o hace pis fuera de su caja
  • 5. Tu gato no busca tanto tus caricias como antes, o al contrario, de repente no se separa de ti
  • 4. Está apático y no quiere jugar
  • 5. Tu gato duerme más horas que antes: si, todos los gatos son unos dormilones, pero si observas que tu gato de pronto duerme más de la cuenta y pasa todo el día tirado en su cuna puede ser uno de los síntomas de que está triste.
  • 6. Tu gato maulla más que antes o al reves, de pronto no dice nada
  • 7. Tu gato parece agresivo, bufa o está más irritable de lo normal

Comentarios

maria del carmen carmen barciela dice

M uy bueno el articulo que más tranquila .la vida nos lleva a veces a dejarlos solos por horas y mi Tomy es muy mimoso , empece a acariaciarlo y me alegro su ronrroneo que en estos días no sentia , todavia no comio ni bebio pero no ronrroneaba y ahora si con caricias y mucha paciencia , cosa que a veces no podemos por la Vida

BIANCA IVANA dice

QUE PUEDO HACER MI GATO VOMITA ESPUMA BLANCA ESTA DECAIDO NO QUIERE COMER NI BEBER ESTOY PREOCUPADA ANTES NO SE DEJABA AGARRAR AHORA SI PERO PORQUE ESTA MAL NO SE QUE HACER

Rebeca Mora dice

Tengo 6 gatitas todas son rescatadas de las cuales dos de ellas se me enfermaron de las vias urinarias gracias a Dios les puse tratamiento y se aliviaron bastante pero una de edad 6 años ella ya era gordita y se a puesto aun mas gordita a tal grado ke la veo un poco obesa ella se ve linda con su gordura pero me preocupa ke no juega es raro verla jugando con las otras es poco lo ke se asicala y pasa solo dormida duerme demasiado y come pero no como mucho y toma agua sus heces se ven normales solo su pipi si es algo oscuro y algo espeso y no hace a cada rato pero cuando hace pipi hace bastante lo ke me preocupa es ke se me vaya a poner mal otra vez de las vias urinarias o ke x su obesidad se me enferme de otra cosa … xfavor si algun vetererinario experto podria ayudarme ya ke el medico vetrerinario ke me la ve dice ke su comportamiento es normal ke ella simplemente es dormilona y aragana x eso ella es asi … muchas gracias x su respuesta .

Rebeca Mora dice

Tengo 6 gatitas todas son rescatadas de las cuales dos de ellas se me enfermaron de las vias urinarias graciasa Dios les puse tratamiento y se aliviaron bastante pero una de ellas ya era gordita y se a puesto aun mas gordita a tal grado ke la veo un poco obesa ella se ve linda con su gordura pero me preocupa ke no juega es raro verla jugando con las otras es poco lo ke se asicala y pasa solo dormida duerme demasiado y come pero no como mucho y toma agua sus heces se ven normales solo su pipi si es algo oscuro y algo espeso y no hace a cada rato pero cuando hace pipi hace bastante lo ke me preocupa es ke se me vaya a poner mal otra vez de las vias urinarias o ke x su obesidad se me enferme de otra cosa … xfavor si algun vetererinario experto podria ayudarme ya ke el medico vetrerinario ke me la ve dice ke su comportamiento es normal ke ella simplemente es dormilona y aragana x eso ella es asi … muchas gracias x su respuesta .

Martha ballen dice

Mi gato de un tiempo paraca solo duerme, y come pero muy poco su popo es normal y su chichi, lo lleve al veterinario y aparentemente todo está bien, pero me estresa que se asi, hace unos días adopte una gatita de 2 meses se llevan bien pero ahora a lala gatita le dio por creer que el gato es su mamá y lo molesta buscándole las técnicas lo peor es que el se deja. No ve que debo haser

Pin
Send
Share
Send
Send