Animales

Cómo saber si mi perro tiene otitis

Pin
Send
Share
Send
Send


Se trata de una inflamación del oído. Existen varios tipos: la externa y la media o interna.

  • Externa: es la más común y afecta a la parte más externa del oído, desde el tímpano hasta el exterior.
  • Media o interna: como su nombre indica, afecta al conducto interno del oído, desde el tímpano a las estructuras internas.

"La gravedad dependerá de la causa y la cronicidad. Un cuerpo extraño puede llegar a perforar el tímpano, una otitis mal tratada puede desencadenar una otitis media que es mucho más grave", explica la veterinaria Arantxa Cascallar, de la Clínica Veterinaria Vets&company, en Madrid.

Síntomas de otitis

Mediante la observación de tu perro, podrás sospechar si sufre otitis. Por ejemplo, puedes detectarlo si:

  • Se muestra incómodo.
  • Sacude mucho la cabeza o la ladea.
  • Se rasca la oreja.
  • Restriega la cabeza en sofás, sillones, cama, etc.
  • Sus orejas están rojas, huelen mal, tiene costras o supuran pus o sangre.
  • Se muestra nervioso y no se deja tocar cuando te acercas.
  • Pierde el equilibrio (en este caso, es probable que esté afectado el oído interno y que provoque alteraciones en el sistema vestibular, lo que ocasiona pérdida de equilibrio, mareos e, incluso, náuseas y vómitos).

¿Qué hacer si tiene otitis?

Acudir al veterinario ya que hay que averiguar por qué se ha producido y tratarlo. Este, además de realizar una exploración física y ver con el otoscopio si hay algún cuerpo extraño, puede recomendar realizar un chequeo general al animal y, sobre todo, si el problema persiste. De esta manera se podrá averiguar si sufre alguna enfermedad autoinmune, alergias, dermatitis u otras afecciones relacionadas con la otitis.

"El tratamiento dependerá de la causa que la provoque. Si es un ácaro, se utilizarán antiparasitarios. Si la causa es una alergia alimentaria, se deberá recurrir a una dieta de eliminación. Si es una levadura, utilizaremos gotas que lleven antifúngicos o limpiadores que faciliten su eliminación, y si es bacteriana con antibióticos. Si lo que tiene es una espiga hay que extraerla cuanto antes. Nunca se debe automedicar ni por supuesto introducir bastoncillos", advierte la veterinaria.

¿Qué no debe hacer el propietario?

Aunque queramos proteger a nuestro animal de compañía y creamos que debemos actuar con rapidez, debemos tener paciencia y acudir al veterinario. Él sabrá qué hacer para tratar la otitis. Por tanto, evita:

  • Intentar extraer el cuerpo extraño sin tener experiencia en ello.
  • Echar aceite u otro tipo de producto para reblandecer el cuerpo extraño y extraerlo.
  • Limpiar el oído antes de que el veterinario haya observado el conducto auditivo.
  • Utilizar bastoncillos, algodones, etc.
  • Utilizar productos caducados o gotas tópicas que no hayan sido prescritas por un veterinario.

¿Hay razas predispuestas?

Sí. Algunas razas de perros, debido a sus características físicas, tienen una mayor predisposición a sufrir otitis. Es el caso, por ejemplo, de las razas de perro con las orejas caídas, debido a que se favorece la acumulación de suciedad. "Determinadas razas como el Shar-pei o el Cocker tienen mayor predisposición. Asimismo, los perros que viven en el campo también tienen más riesgo de sufrir otitis por cuerpos extraños. Por otro lado, los perros de criaderos o de refugios pueden sufrir otitis parasitarias", explica la veterinaria.

La buena higiene es esencial para prevenir problemas de otitis en nuestros animales de compañía. Si revisamos a menudo sus oídos, nos aseguramos de que estén limpios y si extraemos el pelo interno del oído periódicamente, podremos reducir el riesgo de esta inflamación.

В© ВЎHOLA! Prohibida la reproducciГіn total o parcial de este reportaje y sus fotografГ­as, aun citando su procedencia.

¿Qué es la otitis canina?

La otitis es una enfermedad inflamatoria agua o crónica que afecta al pabellón auricular, el conducto auditivo externo y/o el tímpano. Está causada por ácaros, hongos, bacterias, presencia de cuerpos extraños, alergias, enfermedades virales, enfermedades autoinmunes, o desórdenes endrocrinológicos, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas?

Para saber si nuestro peludo tiene otitis es muy importante saber si tiene algunos de estos síntomas:

  • Secreción de color amarillenta, marrón o negra
  • Sacud >Tratamiento de la otitis canina

Si sospechamos que el perro tiene otitis, es importante que lo llevemos al veterinario lo antes posible. Una vez allí, le hará una limpieza del oído y le recetará unas gotas específicas para el tipo de otitis que le esté afectando. Este tratamiento puede durar varios días e incluso semanas, pero para que se recupere es importante seguir las indicaciones del profesional.

En casos graves, nos recomendará administrarle antibióticos por vía oral o mediante inyección hasta varios días después de que se haya recuperado.

La otitis canina es una enfermedad que le causa muchas molestias al can, pero, afortunadamente, se puede prevenir limpiándole los oídos (la parte más externa) con productos específicos que encontrarás a la venta en las clínicas veterinarias y en las tiendas de animales.

La otitis canina es una de las enfermedades más comunes en los perros.

Puesto que tienen el sentido del oído muy desarrollado y especialmente sensible, debemos prestar especial atención a su cuidado

La otitis canina es la inflamación del oído, ya sea a nivel interno o externo. Puede afectar a una de estas partes o incluso a todas, a un solo oído o a ambos. No obstante, la más común en los perros es la otitis externa,

La otitis canina puede producirse por varios motivos, aunque las causas más comunes son las alergias, especialmente en perros atópicos o con reacciones adversas a los alimentos. Pueden provocar procesos alérgicos que afectan al conducto auditivo externo, provocando otitis. A continuación estas otitis pueden complicarse con levaduras que habitan en condiciones normales en el oído sin causar problema en un oído sano, y/o con bacterias, Hay que recordar que el agua del grifo está llena de bacterias que, si no la filtramos, van directamente a nuestro perro. Además un exceso de humedad en el oído favorecerá el desarrollo de hongos y levaduras, por lo que los lavados del oído han de realizarse con productos especiales formulados con ese fin, y no con agua ni con suero.

También pueden ser causadas por parásitos (el más común es el ácaro), cuerpos extraños (especialmente si acostumbras a frecuentar zonas de campo, pudiendo introducirse en su oído semillas o espigas) y traumatismos por un rascado excesivo y brusco del propio animal, o peleas.

Además ciertas razas, como el caniche, bulldog inglés, cocker, pastor alemán, golden retriever, labrador retriever o el shar pei están predispuestos a padecerlas.

Los síntomas más comunes que presentan los perros con otitis son:

  • Sacudidas frecuentes de la cabeza y rascado de las orejas
  • Si la infección solo ocurre en un oído, el perro girará la cabeza hacia el lado dañado o, en caso de perros con las orejas rectas hacia arriba, bajará la oreja afectada
  • Aumento de cerumen
  • Secreción de color amarillenta, marrón o negra
  • Enrojecimiento del oído
  • Fuerte olor a rancio en otitis ceruminosas o a putrefacto en otitis caninas graves
  • Aparición de pus
  • Cambios de comportamiento hacia una conducta agresiva, provocados por el dolor

Si notas que tu perro presenta alguno de estos síntomas, no dudes en acudir al veterinario de inmediato para instaurar el tratamiento adecuado.

¿Cómo prevenir la otitis canina?

La mejor manera de prevenir la otitis canina es realizando una limpieza del canal auricular de tu perro una o dos veces al mes. Para ello existen productos específicos para la prevención de otitis canina, como limpiadores en seco, que podrás encontrar en un centro veterinario.

Pin
Send
Share
Send
Send