Animales

Otitis en perros, tratamiento antibiótico y casero

Pin
Send
Share
Send
Send


Los perros son conocidos por su naturaleza amable y dedicada. A cambio, deben recibir atención y cuidado. Si eres propietario de un perro, es posible que sepas que uno de los problemas más comunes que afecta a estas mascotas es la infección de oído. Si tu mascota se agita sin ninguna razón aparente, se araña detrás de la oreja o sacude su cabeza de forma persistente, puede ser que tenga una infección en uno o ambos oídos.

La infección puede ser de 3 tipos: infección en el oído interno, infección del oído medio e infección del oído externo. En comparación con la infección del oído interno y medio, una infección del oído externo (que por lo general se acompaña de cerumen con mal olor e inflamación) es más fácil de curar si utilizas remedios caseros. En caso de infección del oído medio e interno, lo mejor es consultar a un veterinario.

Algunas de las principales razones que llevan a esta condición en los perros son la higiene inadecuada, el crecimiento de hongos, infecciones bacterianas, ambiente insalubre, alergias a los alimentos y la infestación de ácaros. Para ayudar a tu perro a superar este problema, aquí están algunos remedios caseros fáciles que puedes utilizar.

Remedios caseros

  1. Ajo Macerado. En caso de infección leve, este remedio puede ser utilizado. Coloca 2 dientes de ajo machacados en aceite de oliva y déjalos reposar durante 2 semanas. Luego, cuela el aceite y vierte 2 o 3 gotas en el oído de tu mascota. Realiza este procedimiento diariamente hasta que la infección se cure.
  2. Compresa tibia. Utiliza compresas tibias para curar la infección del oído externo. Este remedio trata de manera efectiva los síntomas asociados como enrojecimiento, dolor, inflamación e irritación del oído. Remoja una toalla en agua caliente y elimina el exceso de agua. Luego, sostén la toalla y presiónala suavemente en el oído de tu perro. Emplea este remedio varias veces al día para obtener mejores resultados.
  3. Vinagre de manzana. Añade 2 cucharadas de vinagre de manzana a una taza de agua y dásela a tu perro al menos 2 veces a la semana. También puedes limpiar los oídos de tu perro con esta solución. El vinagre de manzana no permite que se agrave la infección del oído. Alternativamente, puedes mezclar iguales cantidades de agua, agua oxigenada y vinagre de manzana. Coloca esta solución en el oído de tu mascota y luego frota la base del oído. Cuando hayas realizado el masaje, puedes usar una bola de algodón para limpiar el oído. Esto evitará el crecimiento de hongos o bacterias.
  4. Aceite de vitamina E o aceite de hígado de bacalao. Utiliza el aceite de hígado de bacalao o aceite de vitamina E para eliminar la infección en el oído interno y medio del perro. Abre una cápsula de aceite de vitamina E y vierte el contenido en la oreja de tu perro. También puedes poner 1 o 2 gotas de aceite de hígado de bacalao en el oído afectado.
  5. Aceite de margosa. Las propiedades antimicrobianas de la margosa se utilizan comúnmente para curar la infección de oído en un perro. Puedes preparar un limpiador de oído herbal mezclando ½ cucharadita de aceite de eucalipto, 1 cucharadita de aceite del árbol de té, ½ oz de aceite de oliva y 1 oz de aceite de margosa. Coloca 10 o 20 gotas de este limpiador del oído en el oído afectado de tu perro con un gotero. Masajea la base del oído suavemente para esparcir el aceite. Este remedio calma la inflamación y proporciona alivio.
  6. Avellano de bruja. Combina cantidades iguales de vinagre de manzana orgánico y avellano de bruja. Vierte unas gotas de esta solución en el oído de tu perro con un gotero. Este remedio disminuirá el malestar que tu mascota está experimentando.
  7. Gel de aloe vera. Calienta un poco de gel de aloe vera y luego vierte 1 cucharadita en cada oído de tu perro. Esto ayudará a curar el enrojecimiento o irritación del oído.
  8. Aceite de almendra. Calienta un poco de aceite de almendra y luego vierte ½ cucharadita de este aceite en cada oreja de tu mascota. Este remedio es muy útil para aflojar el cerumen y la suciedad, reduciendo así el riesgo de infección.
  9. Vinagre blanco. Mezcla agua con vinagre. La cantidad de vinagre en la mezcla debe ser suficiente para secar el exceso de agua, de lo contrario, el agua sobrante causará irritación. Cuando viertas la mezcla en el oído de tu perro, asegúrate de que (la mezcla) está a temperatura ambiente, ya que si la mezcla se enfría causará más dolor.
  10. Yogurt probiótico. Aplica una pequeña cantidad de yogurt probiótico orgánico (debe tener cepas activas de bacterias probióticas) en el oído de tu perro y frótalo bien. Este es el mejor remedio natural para evitar las infecciones por hongos.
  11. Gordolobo. El extracto de gordolobo se obtiene de las ramas y hojas de la planta de gordolobo. Este remedio se utiliza para aliviar la inflamación del oído y es muy eficaz en el tratamiento de ciertos tipos de infección de oído. Mezcla aceite de ajo y aceite de gordolobo y coloca unas gotas en el oído de tu mascota 1 o 2 veces al día.
  12. Palo de Arco. Combina iguales cantidades de aceite mineral y palo de arco. Luego, masajea el oído de tu perro con este aceite dos veces o tres veces al día. Esta planta actúa como antibiótico y mata las bacterias y los hongos que causan infecciones.
  13. Polvo Herbal para las Pulga. Los ácaros o las pulgas también pueden ser responsables de infecciones en los oídos de los perros. Después de un baño, espolvorea el cuerpo de tu perro con polvo de hierbas para las pulgas que contenga polvo de poleo, eucalipto, ruda, ajenjo y romero. De esta forma eliminarás los ácaros que se aferran a tu perro proporcionándole alivio a los síntomas relacionados con la infección del oído.

Cosas que puedes hacer

  • Antes de usar cualquier remedio casero, lava el oído infectado con agua tibia para eliminar los agentes irritantes que pueda tener. Luego, seca correctamente los oídos.
  • Mantén una buena higiene.
  • Asea a tu perro con frecuencia para reducir el riesgo de infección en los oídos.
  • Revisa con frecuencia los oídos de tu perro para ver si tienes ramitas, hojas o cualquier otro objeto extraño.
  • Para que tu perro pueda tener una buena salud auditiva y un buen sistema inmunológico, dale vitamina C.
  • Corta todo el pelo que crece en el canal auditivo de tu perro ya que este obstaculiza el flujo de aire en el oído y aumenta el riesgo de infección.

Otitis en perros, qué es

Consiste en la inflamación del oído de cánido, causando síntomas en forma de molestia y malestar. La otitis canina suele deberse a una infección del conducto auditivo del animal, inferida por otras causas o agentes externos, tales como bacterias, cuerpos extraños, manipulación, alergias, etc.). En la actualidad los veterinarios han diagnosticado tres tipos de otitis en perros:

  • Otitis media o externa.
  • Otitis crónica o interna.
  • Otitis alérgica.

Todas tienen su importancia así que es importante acudir al veterinario para tratarla. En función de su grado reproduce un cuadro sintomatológico mayor en las mascotas. Así que vamos a explicarlas por orden de importancia y gravedad de sus síntomas.

Otitis media en perros

Es la más frecuente, aunque sólo afecta al conducto auditivo externo del animal, la otitis media en perros, también llamada “otitis externa canina” forma una infección desde el tímpano hacia afuera. Sin embargo, puede llegar a extenderse hacia el tímpano, siendo una de las causas de otitis interna.

Otitis crónica canina

Afecta al tímpano y el conducto auditivo interno, siendo más grave que la media. La otitis crónica en perros o la también denominada otitis canina crónica si no ha aparecido como consecuencia de una otitis canina externa, resultará más difícil de detectar.

Puede llegar a afectar a la la bulla timpánica y al órgano vestibular, con el consiguiente riesgo de afectar al sistema nervioso y al sentido del equilibrio del perro.

Además, la otitis canina interna y su derivación “crónica” puede extenderse a las meninges, causando meningitis.

Causas de la otitis canina

Hay diferentes desencadenantes y orígenes para este tipo de enfermedad canina, siendo para la otitis en perros sus causas frecuentes:

  • Bacterias.
  • Parásitos.
  • Hongos.
  • Levaduras.
  • Alergias.
  • Rascado excesivo de las orejas.
  • Manipulación del oído y posterior infección.

Una mala higiene de los oídos del perro y la acumulación de suciedad constituye un entorno que propicia la proliferación de bacterias, siendo la causa de otitis en perros más común, es decir, que las bacterias son las causantes de la mayoría de casos de otitis canina y humana.

Los parásitos también son desencadenantes de la otitis canina pero en este caso, aparecen por otros motivos como los que indicamos a continuación.

Los ácaros, y más concretamente el Otodectes cynotis, ocasionan un tipo de infección por parásitos en perros llamada sarna sarcóptica canina. Esta, al igual que los otros tipos afecta al conducto auditivo.

Además de la irritación y el intenso picor que produce (uno de los síntomas es ver al perro rascarse con insistencia), podremos observar secreciones oscuras que salen del oído y gotean por la oreja o quedan pegadas en forma de manchas en el cartílago del animal.

Al estar provocada por un parásito, la causa de esta otitis es el Otodectes cynotis, este tipo de infección suele contagiarse a otros perros, especialmente si convive con ellos. Así que sí, la otitis en perros es contagiosa, tanto si es de raza Cocker, Pastor Alemán, Labrados y cualquier otra.

Otro causante de este tipo de enfermedad auditiva son los hongos. Al producirse por este tipo de patógeno en lugar de los ácaros o bacterias indicadas anteriormente recibe el nombre de otitis fúngica o por hongos.

El hongo que con más frecuencia provoca esta patología es la Malassezia pachidermatis, levadura que prolifera en algunas zonas de la piel del animal y que, cuando lo hace cerca de la oreja, su infección puede causar la otitis.

Su causa es una alergia alimentaria producida cuando el perro come un alimento que le sienta mal. Su sistema inmune produce una respuesta fuerte.

Aunque muchos piensos para perros no la provocan, sí que ciertos alimentos pueden ser la causa de la otitis canina.

Cuando aparece esta patología hay que realizar una dieta de descarte para conocer qué tipo de alimento es el que la causa.

Síntomas de la otitis en perros, cómo detectarla

Hay una serie de señales y signos que pueden ayudarte a diferenciar y diagnosticar si realmente se trata de una infección del oído. Los síntomas de la otitis canina son bastante evidentes cuando es de tipo externo, así que resulta mucho más sencillo de detectar que cuando es interna.

Los síntomas de otitis en perros son:

  • Rascado frecuente de una o dos orejas.
  • Enrojecimiento del área del oído.
  • Supuración.
  • Apatía del perro.
  • Fiebre.
  • Movimientos circulares repetitivos.
  • Movimiento de los ojos hacia un lado.

Pueden darse uno o varios de los síntomas de otiti en perros indicados, es decir, que según el nivel de infección desarrollará uno o más molestias, incluida la supuración y fiebre.

Es frecuente que el perro se raque la oreja cada poco tiempo, sacuda la cabeza y muestre molestias en los oídos.

Al mismo tiempo, también es muy probable notar rojez y supuración en el oído afectado e incluso mal olor. Puedes mirar con mucha luz dentro de la oreja del perro o ayudarte con una linterna para ver bien el interior de la cavidad auditiva. Pero no introduzca ningún objeto, solo mira ayudándote con una luz potente o cuando haya mucho sol.

Para todos los tipos de otitis de perros hay tratamiento, y muy importante es aplicarlo de forma correcta y a tiempo (también en la humana). Cuanto antes mejor. Esto evita algunas de las secuelas y daños irreparables en la audición, además de prevenir otros síntomas y patologías provocadas al rascarse el animal con la pata en la oreja. Si no evitas que se rasque con frecuencia es bastante probable que aparezca un otohematoma (sangrado interno), lo cual requerirá cirugía u operación de otitis.

Sin embargo, cuando la otitis es interna, puede resultar un poco más complicado detectarla, ya que no es tan evidente a simple vista. El perro tendrá apatía y puede presentar fiebre.

Con la otitis canina interna también es frecuente verlo moverse en círculos, ladeando la cabeza (síndrome vestibular) y/o moviendo los ojos hacia un lado (nistagmo). Estos últimos, son síntomas de que la infección en el oído está afectando a su sentido del equilibrio.

Otitis en perros, tratamiento y cura

Hay que conseguir eliminar las bacterias, los hongos, levaduras o el patógeno que produce la infección en el oído. Para ello, el tratamiento para la otitis en perros consiste en limpieza y desinfección del oído con antibióticos.

Estos deberán administrarse durante un mínimo de 4 semanas.

Al cabo de este tiempo se realizará una nueva prueba citológica para determinar si la infección ha desparecido. Aún siendo así, deberá continuarse el tratamiento por una semana más como método de prevención.

En la otitis crónica o interna, puede hacerse necesaria la intervención quirúrgica. Esta sólo es recomendada en los casos más graves y cuando los medicamentos no funcionan.

Cuando el tímpano no está dañado ni tiene herida, puede administrarse determinadas pomadas o cremas. Al aplicarlas, debemos tener cuidado ya que si el tímpano se rompe el animal podría quedar sordo de por vida. Incluso sufrir problemas de tipo nervioso.

No debemos actuar por nuestra cuenta, sino contar siempre con el consejo y supervisión del veterinario.

¿Son necesarias las gotas para la otitis?

En muchos casos es recomendable ya que ayudan a desinfectar el área afectada. Al introducir el medicamento en forma de tratamiento para la otitis en gotas de farmacia, las sustancias medicinales penetran hasta el interior, produciendo una curación mucho más rápido que sin ellas.

La limpieza del oído infectado puede combinarse con la administración del tratamiento en gotas desinfectantes así como medicación en forma de pastillas por vía oral.

Medicamentos baratos y recomendados

Como decimos, la prescripción de los medicamentos para curar la otitis canina deberá hacerla siempre el veterinario. Existen diversos tipos de gotas y medicamentos para tratar la otitis en perros:

  • Gotas limpiadoras y desinfectantes con efecto antiséptico.
  • Vetnova Abelia Zinc-Otic.
  • Vetnova Malacetic (Para los casos de otitis fúngica causada por la Malassezia).
  • Fatro Vetramil auris (compuesto de gotas a base de miel para casos de otitis externa. No deben administrarse en los casos de perforación del tímpano).
  • Pharmadiet Otinet (solución para la higiene del conducto auditivo externo y del pabellón auricular).
  • Fatro Otodine (gotas con efecto antiséptico que contienen clorhexidina y Tris-EDTA).

Otros medicamentos para perros con otitis

Si está siendo provocada por parásitos, el veterinario nos recetará un acaricida, y es bastante probable que nos recomiende la colocación un collar isabelino para evitar que el perro se rasque y sus orejas entren en contacto con zonas infestadas.

Asimismo, también es frecuente prescribir antinflamatorios orales y en crema para reducir y aliviar la inflamación del conducto auditivo, por ejemplo Inflavet, además de un antibiótico para combatir la infección.

Tratamientos y remedios caseros

  • Vinagre de manzana.
  • Té verde.
  • Aceite de oliva y lavanda.

Existen algunos remedios caseros para la otitis en perros que podemos utilizar, previa consulta con nuestro veterinario como los que hemos indicado.

El vinagre de manzana hay que mezclarlo bien con agua templada. Dos partes iguales o el 50% de cada uno de estos ingredientes para que no le irrite las zonas afectadas. Una vez puesta la solución hay que limpiar el oído con una gasa nueva, a ser posible de un solo uso.

El té verde hay que mezclarlo igual que el vinagre de manzana, pero en esta ocasión la infusión de té verde es la que debe estar templada.

El aceite de oliva virgen y el aceite esencial de lavanda mezclados son otra excelente fórmula casera para tratar la otitis canina. Se mezclan al 50%. Debe calentarse la mezcla y después dejar que se enfríe para que ambos aceites emulsionen bien. Tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes.

Recomendaciones para prevenir la otitis canina

Como siempre, la mejor cura es la prevención. La higiene de los oídos es primordial para prevenirla, pero además, para prevenir la otitis en perros sigue estas recomendaciones:

  • La limpieza debe efectuarse con una gasa limpia y nunca deben usarse bastoncillos.
  • No debemos bañar al perro cuando padece otitis, pues la infección puede empeorar.
  • Mantener al animal libre de parásitos, así como el cepillado y el lavado frecuente, también resulta esencial para prevenir la otitis canina.
  • Revisar frecuentemente sus oídos, cuidando que estén libres de suciedad, exceso de cera u objetos extraños, especialmente después de largos paseos o excursiones.
  • Cuidar que no se bañe o bucee en zonas estancadas y pantanos, así como en ríos o playas que no cumplan con los estándares mínimos de salubridad (los mismos exigibles para el baño de las personas).
  • Vigilar que nuestro perro no se introduzca por zonas de tupida vegetación (zarzales, maleza, zonas valladas o alambradas, etc.)

La infección de oídos en perros

En primer lugar debemos entender exactamente qué es la infección de oídos en perros, ya que inicialmente es posible que creamos que es lo mismo que la otitis, no obstante, son dos términos diferentes.

La otitis es una inflamación del oído y puede tener numerosas causas como por ejemplo alergias, presencia de cuerpos extraños en la cavidad auditiva o infecciones virales, bacterianas o fúngicas. Cuando existe infección de oídos, generalmente existe otitis, pues la colonización del agente patógeno provoca inflamación en el conducto auditivo, no obstante, la otitis no siempre está originada por una infección, como hemos visto anteriormente.

Si nuestro perro sufre una infección de oídos esta estará generalmente causada por una bacteria, hongo o levadura y nuestro perro manifestará esta infección generalmente a través de los siguientes síntomas:

  • Se sacude frecuentemente la cabeza
  • Rascado excesivo en la zona de la oreja
  • Descarga maloliente a través del oído que puede confundirse con un fuerte olor corporalç
  • Holor a "levadura" en la oreja
  • Hinchazón en la zona de la oreja y enrojecimiento
  • Pérd >

¿Qué hacer si mi perro tiene infección de oídos?

Si crees que tu perro puede estar afectado por una infección de oídos es muy importante que acudas al veterinario con la mayor brevedad posible, ya que la infección de oídos se inicia con una colonización patógena e inflamación del canal auditivo externo, pero si no es tratada a tiempo, puede afectar al oído medio e interno, causando daños irreversibles sobre el tímpano.

El veterinario tendrá en cuenta la historia clínica del paciente, los síntomas que presenta y generalmente realizará una otoscopia para valorar el estado del canal auditivo así como el agente patógeno que está causando la infección.

El tratamiento veterinario convencional se realizará empleando antibióticos (en el caso de una infección bacteriana) o antifúngicos (en el caso de una infección producida por hongos), estos medicamentos generalmente se administrarán por vía tópica, pero en casos severos pueden administrarse también por vía oral, aumentando entonces las posibilidades de que aparezcan efectos secundarios.

Prevenir la infección de oídos en perros

Popularmente se dice que más vale prevenir que curar y esta es una afirmación muy cierta, por lo tanto, debemos adoptar las siguientes medidas, que nos ayudarán a prevenir la infección de oídos en nuestro perro:

  • Debemos limpiar las orejas del perro de forma frecuente con una solución antiséptica de uso veterinario.
  • Es importante prevenir la humedad excesiva, por lo tanto, seca adecuadamente las orejas de tu perro tras bañarlo e imp >

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Infección de oído en perros - Remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Remedios caseros.

Primero lo Primero ¿Qué es la otitis?

Antes de conocer los remedios caseros para la otitis canina, debemos entender de qué se trata esta condición. La otitis o inflamación del canal auditivo se puede dividir en dos. La otitis externa es una inflamación crónica del canal externo del oído del perro. La otitis media, por su parte, es una inflamación del oído medio del perro. Ambos términos se utilizan para describir los síntomas clínicos y no son en sí la misma enfermedad.

La otitis externa se da lugar a menudo cuando hay un cambio en el ambiente normal del canal auditivo lo que hace que las glándulas que revisten el canal se amplían y producen exceso de cera. Poco a poco, la piel externa (epidermis) y la piel interna (dermis) producen tejido fibroso en exceso (fibrosis) y el canal se estrecha. Normalmente es un síntoma secundario de otra enfermedad subyacente, tal como una infección. La otitis externa causa dolor, picor y enrojecimiento, y cuando la condición es crónica, a menudo resulta en un tímpano del oído roto y otitis media.

La otitis media se produce normalmente como una extensión de la otitis externa, causando una membrana rota (tímpano) que separa el oído externo y el oído medio. La otitis externa y otitis media afecta a perros de cualquier edad y raza, pero los perros de orejas largas, como spaniels y perros perdigueros y perros con canales externos de pelo, como los terriers y caniches, son más susceptibles.

¿Cuáles son los síntomas de la Otitis Canina?

Los síntomas más comunes de la otitis externa y otitis media son el dolor, sacudir la cabeza, arañazos en las solapas del oído externo, y mal olor. En un examen físico realizado por un veterinario, un perro con la condición puede presentar enrojecimiento e inflamación del conducto auditivo externo, la ampliación de la piel o la obstrucción del conducto auditivo externo. Signos como la inclinación de la cabeza, anorexia, falta de coordinación, y vómitos ocasionales pueden indicar el desarrollo de otitis media u otitis interna, si la infección e inflamación se disemina al oído interno.

¿Cómo se pueden prevenir las infecciones del oído?

Antes de entrar al tema de cuáles son remedios caseros para la otitis canina, debemos entender que la prevención es el paso más importante cuando se trata de infecciones de oído, sobre todo, en el caso de la otitis tomando en cuenta que esta condición puede tener varias causas. En algunos casos el conducto auditivo externo se humedece durante el baño. Esta humedad favorece el crecimiento de microorganismos en el canal auditivo. La prevención en estos casos puede ser tan simple como una limpieza de la oreja para eliminar la humedad y prevenir la infección.

Sin embargo, en muchos casos la causa subyacente puede no ser tan fácilmente identificada. Los perros que sufren de alergias, ya sea ambientales, tales como a los pólenes (gramíneas, árboles y malezas), ácaros del polvo, mohos o alimentos (carne de res, pollo, pescado, soja, etc.) están predispuestos a las infecciones del oído. Esto es debido a la inflamación microscópica que las alergias causan en la piel lo que permite el crecimiento excesivo de organismos bacterianos que normalmente habitan en la piel.

Te mostramos algunos remedios caseros para la otitis canina:

Cuando notamos que nuestro perro está produciendo un tipo de secreción rosada o parduzca, lo más probable es que se esté desarrollando una infección por levadura. El vinagre cuenta con muchas propiedades limpiadoras que nos son útiles en el tratamiento de la otitis.

Lo que haremos:

Tomaremos un envase, preferiblemente de los que cumplen funciones de gotero o que tienen una punta que permita hacer llegar el producto hasta el oído. En ese envase, colocaremos partes iguales de vinagre y agua.

Lo que haremos será colocar unas gotas de la mezcla en el oído de nuestra mascota y masajearemos suavemente. Luego de esto, tomaremos un trozo de gasa y limpiaremos la zona suavemente para retirar el producto y la cera.

Cuando la otitis se presenta con heridas abiertas, aplicar productos como el vinagre puede ocasionar gran dolor y molestia. En estos casos, es mejor realizar la limpieza con aceites de origen natural como aceite de oliva o aceite de almendras. La idea es que la cera se suelte y sea mucho más fácil retirarla.

3.- Antibiótico natural

Existe una planta llamada Pau d’Arco conocida en América por sus propiedades antibióticas. Al ser un producto natural, podemos utilizarlo como parte de los remedios caseros para la otitis canina.

4.- Agua con sal

La sal tiene muchas propiedades desinfectantes por lo que podemos utilizarla para eliminar varias de las causas que pueden generar la aparición de la otitis canina además de otros parásitos internos. Esto no debemos utilizarlo si nuestra mascota presenta heridas abiertas en alguna parte de su cuerpo.

A mi perro le duele el oído, ¿qué hago?

Una otitis canina comienza manifestándose con dolor y molestias, tantas que, en ocasiones, puede llegar a producirle algo de sangre en el oído y una infección. No le eches agua oxigenada ni ningún antibiótico en gotas que tengas por casa, pues esto solo empeorará su situación. Lo único que puedes y tienes que hacer es consultar a un veterinario.

Lo que hará un experto es diagnosticar el motivo por el que tu perro ha contraído la otitis y te dará una serie de recomendaciones para que nunca más la vuelva a pillar. Recuerda que es muy importante hacerle caso o se volverá crónica. También te recetará un remedio adecuado para él para que se cure.

Síntomas de que mi perro tiene otitis o una infección en el oído

Tu perro no sabe rascarte la pierna e indicarte que le duele algo, por lo que has de saber reconocer sus gestos. Una otitis puede ser leve, moderada o grave, lo que puedes intuir en función de cómo se comporte. Durante el comienzo de la enfermedad verás cómo intenta lamerse la oreja, que protesta y solloza e incluso que se mueve en círculos o que necesita frotársela contra tus muebles.

Si la otitis canina avanza, tu perro puede incluso a llegar a perder el equilibrio, tambalearse e incluso temblar. Si esto ocurre, se asustará y será un indicativo de que el asunto es grave. En caso de que esto suceda, visita con urgencia a un especialista, también si ves sangre en su oído.

El veterinario, como decimos, le recetará un medicamento idóneo para él analizando las causas que le han provocado la otitis y en función de su edad, peso, raza y posibles alergias. Esto es todo lo que le puedes dar, pero sí que hay remedios que tú puedes aplicar en casa para prevenir la aparición de esta infección canina, también para acelerar su curación.

A mi perro le supura el oído, ¿que puedo hacer?

Lo primero es que te preocupes de limpiarle con frecuencia el oído, pero no solo cuando tenga otitis, también antes. Hay una rutina que has de acostumbrate a hacer de manera semanal, una que implica cepillarle el pelo muerto, asear sus orejas, palparle el vientre para comprobar que no tenga dolores, examinarle la piel para comprobar que no está tirante y que, por lo tanto, no esta deshidratado y acostumbrarte a su temperatura corporal, lo que te ayudará a sospechar si tiene fiebre llegado el momento.

La manera de limpiarle los oídos a tu colega es muy sencilla: tienes que hacerlo con cuidado y de dentro hacia fuera. Usa una gasa que no esté húmeda y jamás emplees bastoncillos. Cubre con ella tu dedo e introdúcela en el cielo de su oído con mimo. Para que sus orejas estén pulcras y no se acumulen ácaros en ella, emplea un jabón específico y empléalo cuando lo bañes.

Para evitar que contraiga una otitis o para curarla antes has de de preocuparte de que siempre que lo duches se quede con los oídos limpios y secos, pero no solo ellos, también todo su cuerpo. Para lograrlo te recomendamos que uses un secador especialmente diseñado para perros.

También tienes que mantener tu casa limpia, en especial el lugar en el que duerme. En un hogar sucio se acumulan ácaros y estos pueden llegar a su oído y provocarle una infección. En resumen: si tu perro muestra señales de que tiene una otitis, llévalo al veterinario, usa el medicamento que te recete y aprende a limpiarle bien el pelo y sus orejas. Si lo haces, te asegurarás de que se curará antes. Si tienes cualquier duda, nuestros veterinarios online está para ayudarte.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Pin
Send
Share
Send
Send